naturaleza

La naturaleza del sonido:

Es el efecto de una perturbación que se propaga en un medio elástico. Por ejemplo, cuando en alguna zona del aire se produce una perturbación de tensión o presión, dicha zona tiende a irradiarse. Esto causa un efecto que a su vez comprime dicha región y que retornarán a expandirse dando una compresión todavía mayor.

Este efecto se desenvuelve en forma continua haciendo que la naturaleza de la onda original se propague a través del aire logrando en algún momento la posición del receptor.

Por otra parte existen muchos otros tipos de ondas, tales como las ondas de luz, de radio, las ondas naturales de radiación del calor, las ondas sobre la superficie de un lago, los movimientos sísmicos, los tsunamis, etc.

En cambio cuando la onda tiene parte en un medio líquido o gaseoso se denomina onda acústica. Mientras  cuando las ondas resultan ser audibles se denominan onda sonora. Cabe destacar que existen otras ondas como espectrales y aperiódicas.

Importancia:

Las ondas naturales es que en las mismas hay algunas cualidades o características que se mantienen.

Entre estas particularidades se encuentra la forma de onda y la energía total. Las ondas acústicas recorren habitualmente una velocidad constante, que depende de las condiciones ambientales tales como la temperatura y de los medios.

Esto figura que para transitar una distancia de 345 m el sonido tardara al menos 1 s. En medios líquidos el sonido viajara más de 4 veces más rápido que en el aire.

Tal como ocurre entre puntos apartados cientos de metros, o que se hallan a diferentes alturas, el recorrido que sigue el sonido es curvilíneo en vez de recto.

Este es el motivo por el cual la percepción se confunde al intentar determinarla auditivamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Siguiente entrada

Vivir en la naturaleza

Mar Oct 20 , 2020
La idea de vivir en la naturaleza y cultivar sus propios alimentos de manera sostenible puede ser abrumadora e intimidante, pero en realidad es más […]
Naturaleza